Close

Langer

Sergio Langer es arquitecto, dibujante y humorista gráfico. Sus primeros chistes aparecieron en 1979 en la revista Humor Reqistrado. Durante trece años publicó en el diario Clarín «La Nelly», una tira diaria súper punk con guión de Rubén Mira. En abril de 2022, llegó El Libro de Oro La Nelly, que se puede leer y descargar por www.rededitorial.com.ar (aprovechalo gratis antes de que se agote).

Dibuja en la revista satírica Barcelona desde sus inicios (2003), por donde transitaron las historietas «Mamá Pierri», «Clase Media» y «Ríase la gente».

También publica en Lento, un mensuario de Montevideo;  en la revista Mongolia de Madrid, desde su creación (2013), en el semanario Courrier International, de París, y en la revista Espoiler, de la Facultad de Sociales (UBA).

Colaboró en los principales medios gráficos locales e internacionales,  y en fanzines under. En 1993, fue cofundador de Lápiz Japonés, una revista señera de experimentación gráfica de arte y comics.

Lleva publicados poco más de diez libros que recopilan sus trabajos. Entre ellos, se destacan «Langer. Blanco y negro» (2000), «Burroughs para principiantes», con textos de Rubén Mira (2001), «Manual de historia argentina, de Carlos a Néstor» (2003), «Nelly Argentinísima» (2005). y «For Export» (2007). «For Export I» (2011) y «Satánicos» (2013) junto con el dibujante chileno Pepe Palomo.

Su último librazo «Judíos» (2015) tiene 352 páginas que lo definen como autor y creador de un humor negro que desafía todos los estereotipos, con historias que revaloran la identidad judía desde una sensibilidad cruda como la realidad misma, siempre bajo la ironía, porque sin ella ni el humor, el mundo sería imposible.

Por cierto, si lo apuras por Instagram  en una de esas conseguís un ejemplar con autógrafo y dibujito a mano alzada

Sitio web | + posts

PostPeriodismo es una publicación sin fines de lucro, dentro de una sociedad post post industrial que debe reinventarse en la búsqueda de la verdad a partir del simple chequeo de las fuentes. Quienes escribimos aquí vivimos de otra cosa, dentro o fuera de las redacciones. Esa libertad nos permite incomodar a los poderosos cuando es necesario y nos encanta hacerlo. En especial, cuando persiguen fines poco claros y usan los medios para construir un realidad orquestada por fuentes que no se pueden mencionar porque salen de esa zona gris del rentado por servicios de prensa o servicios que no hacen bien su trabajo.

scroll to top