Close

En época de multiversos llega «Del bandoneón al acordeón», el libro sobre Arlt y García Márquez

Gentileza: Buque de Papel (Bogotá)

¿Qué pasaría si… Roberto Arlt y Gabriel García Márquez se hubiesen conocido ejerciendo el periodismo?

Esta, que es la pregunta de moda en los multiversos de los superhéroes de los comics que llegaron al cine y a la televisión por plataforma, abre un mundo de combinaciones entre los dos referentes de la literatura y del periodismo, como fueron Arlt y Gabo, para los amigos.

La investigación, que fue la tesis para optar por el título de magíster en periodismo de su autor, el periodista colombiano Carlos Fernando Álvarez Camargo, traza esas líneas de conexión entre los universos de dos genios, rebeldes, que patearon el tablero –en este caso en el oficio más bello del mundo– y que nunca se conocieron, ni refirieron.

Arlt, argentino, porteño, hijo de inmigrantes, inventor, autor de una obra literaria que fue ganando reconocimiento a puro pulso como él mismo se abrió camino: Los Siete Locos; Los Lanzallamas; El Juguete Rabioso; El Jorobadito, entre otros. Creador de una obra periodística única, centrada en sus Aguafuertes Porteñas en el diario El Mundo, que no tienen clasificación, y que recogen su mirada inquieta, inquisidora, mordaz, vanguardista.

Y qué decir de García Márquez, el colombiano más universal. Caribeño, «mamagallista», sensible, predestinado, máquina del periodismo, literato inmortal. Aquí en su faceta del arranque en las redacciones de El Universal, de Cartagena y de El Heraldo, en Barranquilla, con sus columnas agudas, satíricas, visionarias.

Ambos, tuvieron más que coincidencias a lo largo de su recorrido vital, inmersos en el fragor de las salas de redacción, moliendo zapatos para conseguir historias, cambiando libros por cigarrillos o vendiendo enciclopedias mastodónticas en el calor de la Guajira (García Márquez).

Y esas coincidencias se fueron transformando en analogías, como su obsesión por la lectura, los problemas pulmonares, la forma de vestir y la entrega de amor a las mujeres exóticas de Tánger, en Marruecos (Arlt), y a las del burdel El Rascacielos, de Barranquilla, en donde García Márquez vivió más de un año.

Fueron vasos comunicantes que rompieron el tiempo y el espacio, como la bohemia de Buenos Aires y la de los cafés de la Avenida Jiménez, en Bogotá; el manejo del lenguaje (el lunfardo y el caribe); la ruptura de lo establecido a la hora de hacer crónica periodística; la hibridación de géneros y estilos; la fractura del tiempo.

Cada vez, la pregunta ¿Qué pasaría si…? abre más posibilidades en ese multiverso del periodismo y de la literatura, porque, aunque ambos no fueron los primeros en caminar en esa difusa frontera entre los dos mundos, sí fueron maestros en su ejercicio e inspiraron a generaciones posteriores de periodistas y de narradores.

Arlt y Gabo. Del bandoneón al acordeón es la aproximación a los recorridos vitales y profesionales de ambos creadores como cronistas, periodistas y latinoamericanos tornasolados que también bailaron y cantaron tango y vallenato, dejando una puerta final para abrir: el vaso comunicante directo entre Roberto Arlt y García Márquez descubierto en esta investigación.

El sello Buque de Papel, Ecosistema virtual, presenta Arlt y Gabo. Del bandoneón al acordeón, libro digital de venta (¡porque los autores viven de sus obras si no lo sabías!) en La Tienda del Buque.myshopify.com

Te dejamos la introducción para pispear un poco:
Sitio web | + posts

PostPeriodismo es una publicación sin fines de lucro, dentro de una sociedad post post industrial que debe reinventarse en la búsqueda de la verdad a partir del simple chequeo de las fuentes. Quienes escribimos aquí vivimos de otra cosa, dentro o fuera de las redacciones. Esa libertad nos permite incomodar a los poderosos cuando es necesario y nos encanta hacerlo. En especial, cuando persiguen fines poco claros y usan los medios para construir un realidad orquestada por fuentes que no se pueden mencionar porque salen de esa zona gris del rentado por servicios de prensa o servicios que no hacen bien su trabajo.

scroll to top