Close

ABC Parlamentario – Las sesiones parlamentarias. Parte II: Las sesiones informativas

En esta nueva entrega de ABC Parlamentario, María Clara Güida nos cuenta qué son las sesiones informativas que se llevan a cabo en el Congreso de la Nación y cuáles son las características principales de este tipo particular de sesiones parlamentarias.

 

¿Qué son las sesiones informativas?

Se conoce con el nombre de sesión informativa a aquella se lleva a cabo con la presencia del Jefe/a de Gabinete de Ministros/as (JGM) cuando concurre una vez por mes y de manera alternativa a cada una de las Cámaras a brindar el informe sobre “la marcha del gobierno” al que lo compele el artículo 101 de nuestra Constitución Nacional (CN); sin perjuicio de la potestad que éstas detentan de citarlo/a para recibir las explicaciones e informaciones que estimen corresponder -al igual que a los Ministros del Poder Ejecutivo Nacional (PEN)- en virtud de lo dispuesto por el artículo 71 CN. 

Es por este motivo que a veces se habla de la existencia de sesiones informativas de los/as ministros/as del PEN, quienes además de la concurrencia obligatoria mencionada, también pueden hacerlo voluntariamente con el objeto de tomar parte en los debates, pero sin votar, conforme lo autoriza el artículo 106 CN. 

Al respecto, no es mucho lo que la normativa propia de las Cámaras precisan, pero el Reglamento de la Cámara de Diputados (RCD) indica en su artículo 203 que, cuando lo consideren conveniente, los/as ministros/as del PEN pueden ser asistidos/as por los/as secretarios/as de Estado dependientes de sus respectivos ministerios, los que asimismo tienen derecho a participar en el debate, durante el cual unos/as y otros/as deben ser equiparados/as en el uso de la palabra, a los/as legisladores/as informantes de comisión.

¿De dónde proviene esta práctica?

De acuerdo con Gentile (2005), la interpelación es un instituto heredado de los regímenes parlamentarios, que no se encuentra en el modelo presidencialista de la Constitución norteamericana -aunque la doctrina de dicho país sostiene que la Constitución no impide que los/as integrantes del gabinete presidencial concurran a los comités o al plenario de las Cámaras y participen en los debates-. 

En el caso del artículo 71 CN, el autor considera que no se trata propiamente de una interpelación como la que existe en los parlamentos europeos, dado que no hay voto de censura, pero en los Reglamentos de ambas Cámaras y en el lenguaje de nuestros/as legisladores/as se hace uso del concepto de “interpelación”.

Al respecto, Menem (2012) considera que el artículo 101 CN es una de las normas que: 

“mejor representa el sesgo parlamentarista que los convencionales constituyentes de 1994 le imprimieron a la figura del Jefe de Gabinete (…) lo convierte en el principal mediador de las relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, al mismo tiempo que facilita las tareas de control de este último” (p.504).

El procedimiento de las sesiones informativas en cada Cámara

El desarrollo de las sesiones informativas está regulado por los Reglamentos de ambas Cámaras: mientras que el RCD recepta esta cuestión en los artículos 198 a 202 del Capítulo XXII, el Reglamento de la Cámara de Senadores (RCS) lo hace mediante el artículo 215 del Título XIX. 

Si bien la concurrencia mensual del JGM al Congreso es una obligación constitucionalmente impuesta -motivo por el cual ha de concretarse sin requerimiento alguno-, debe acordarse con las autoridades de cada Cámara la fecha de presentación ante ellas, contemplando el requisito, también obligatorio, de la alternancia. 

A este respecto, el RCS dispone que la sesión pertinente debe realizarse en la última semana de los meses en los que le corresponda atender a esa Cámara.

Aunque la manda constitucional no explicita que la concurrencia del JGM deba efectuarse durante el período de sesiones ordinarias, así se entiende, excluyéndose de este modo la posibilidad de hacerlo durante las sesiones extraordinarias o de prórroga. En caso de incumplimiento, el artículo 101 CN prevé la posibilidad de promover una moción de censura o de remoción de cargo por cualquiera de las Cámaras.

El desarrollo de las sesiones informativas en la Cámara de Diputados

El procedimiento que debe seguirse en Diputados se encuentra regulado por cinco artículos que refieren a la propuesta de los temas a exponer, los informes y ampliaciones requeridas por los bloques, la concurrencia a la sesión, y los tiempos de exposición del funcionario y de los bloques.

En este sentido, el artículo 199 RCD establece que, con una anticipación no inferior a 7 días hábiles, el/la JGM debe hacer llegar a los/as presidentes/as de cada uno de los bloques políticos -a través del Presidente/a de la Cámara- un escrito con los temas a exponer; y, conforme al artículo 200, éstos/as deben presentar en el término de 2 días hábiles contados a partir de la recepción del temario, los requerimientos, informes y ampliaciones que consideren oportunos -todos los cuales serán evacuados en la sesión de que se trate-, al JGM, a través de la Presidencia de la Cámara. 

De acuerdo al artículo 201, el/la JGM puede asistir a la sesión acompañado/a de los ministros/as y secretarios/as de Estado que considere convenientes, quienes sólo pueden hacer uso de la palabra a requerimiento del JGM, previo asentimiento de la Cámara. 

Conforme al artículo 202, el/la JGM dispone de 1 hora para exponer su informe, a continuación de lo cual, los bloques en su conjunto contarán con 240 minutos -distribuidos en proporción a la cantidad de sus integrantes, estableciéndose un mínimo de 5 minutos por bloque- para solicitar aclaraciones o ampliaciones. 

Luego, el/la JGM podrá hacer uso  de un máximo de 20 minutos para responder a cada uno de los bloques, estando facultado para solicitar, en cada caso, breves cuartos intermedios para ordenar las respuestas. 

Cuando la naturaleza y la complejidad del asunto lo requieran, el/la funcionario/a podrá responder por escrito dentro de los 5 días hábiles posteriores a la sesión. 

El tiempo no invertido en un turno por quien haga uso de la palabra, de conformidad con lo establecido en el RCD, no implica la ampliación de los tiempos acordados a los/as restantes oradores/as y los plazos mencionados sólo podrán prorrogarse una vez, por un máximo de 5 minutos, por resolución de la Cámara.

El desarrollo de las sesiones informativas en la Cámara de Senadores

El procedimiento que debe observarse en el Senado se encuentra detallado en el artículo 215 RCS, que indica que la visita del JGM debe ser acordada con el plenario de labor parlamentaria. 

En función de ello, el primer día hábil del mes que corresponda a la sesión informativa, el/la JGM debe hacer llegar a los bloques políticos, a través de la Presidencia de la Cámara, un escrito con todos los temas a exponer. 

Dentro de los 5 días hábiles contados a partir de la recepción del temario, los bloques políticos deben presentar al JGM, a través de la Presidencia de la Cámara, los requerimientos, informes y ampliaciones que consideren oportunos tanto sobre los temas propuestos por éste/a, como sobre los que proponga la Cámara. 

Además, en el término de 3 días hábiles previos a la sesión informativa, el plenario de labor parlamentaria puede incluir un máximo de 3 temas adicionales al propuesto por el/la JGM. También cabe la posibilidad de que, ante el acontecimiento de un hecho de gravedad institucional que ocurra desde el vencimiento de los plazos indicados y hasta el inicio de la sesión informativa, los/as senadores/as habiliten el tratamiento del hecho como nuevo tema para su discusión en la sesión informativa con anterioridad al informe regular. 

En los 2 días hábiles previos al establecido para la sesión informativa, el/la JGM, a través de la Presidencia de la Cámara, debe entregar su informe y las respuestas por escrito agrupadas por bloque político y por tema propuesto por la Cámara en su caso.

En cuanto a la concurrencia a la sesión, en RCS indica que el/la JGM puede hacerlo acompañado de los/as ministros/as y secretarios/as de Estado que considere conveniente, sin perjuicio del derecho que a los/as ministros/as del PEN acuerda el artículo 106 CN. 

Asimismo, los bloques políticos pueden solicitar al JGM la presencia de determinados/as funcionarios/as cuya área de competencia se vincule con los temas a exponer durante la sesión informativa, quedando a criterio de éste/a tanto acceder al pedido como ordenar las exposiciones de los/as ministros/as y secretarios/as de Estado que se encuentran presentes en el recinto, previo consentimiento de la Presidencia del cuerpo. 

El/la JGM dispone de 40 minutos para exponer su informe y, en su caso, los temas propuestos por la Cámara; plazo que puede extenderse a una 1 para el supuesto de haberse habilitado el tratamiento de algún hecho de gravedad institucional. 

La exposición no puede ser leída, pero el/la JGM puede hacer uso de apuntes y leer citas o documentos breves directamente relacionados con el informe y los temas a exponer.

Los bloques políticos en su conjunto poseen un total de 180 minutos -a distribuir en proporción a la cantidad de sus integrantes, estableciéndose un mínimo de 10 minutos por bloque- para solicitar aclaraciones, ampliaciones o formular preguntas exclusivamente sobre el informe expuesto y con relación a los requerimientos y temas que previamente se hubieran solicitado.  

Para responder a cada aclaración, ampliación o pregunta de los bloques, el/la JGM dispone de 20 minutos, inmediatamente después de formuladas las mismas, debiendo identificar claramente aquellas que excepcionalmente responderá por escrito, dentro de los 10 días hábiles posteriores a la sesión. A fin de ordenar las respuestas, el/la funcionario/a está facultado/a para solicitar breves cuartos intermedios. 

A petición -brevemente fundada y apoyada- de un/a senador/a, la Cámara puede, sin discusión y sobre tablas, declarar libre el debate, en cuyo caso, cada senador/a, el/la JGM y quienes lo/a acompañen, pueden hacer uso de la palabra cuantas veces lo estimen conveniente.

Maria Clara Güida
+ posts

Prof. Cs. Comunicación Social (FSOC-UBA). Especialista en telecomunicaciones y políticas públicas de información y comunicación. Docente en Legislación Comparada y en Derecho a la Información (UBA). Asesora de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión en el Senado de la Nación. Además escribe genial y es de River Plate. 

scroll to top