Close

ABC Parlamentario – Las sesiones parlamentarias. Parte I: Los distintos tipos de sesiones

En primer lugar, vale destacar que por sesiones se entiende a aquellas reuniones de carácter plenario que los cuerpos legislativos llevan a cabo con el objetivo de debatir y resolver los proyectos y cuestiones sometidos a su consideración, de acuerdo a la competencia atribuida por la Constitución Nacional (CN) y por el procedimiento establecido por las normas constitucionales y reglamentarias pertinentes. En términos de Menem (2012), “constituyen la manifestación más visible de la actividad parlamentaria toda vez que, salvo casos muy excepcionales, se desarrollan de un modo público y generalmente con la presencia de los medios de comunicación que se encargan de transmitir a la opinión pública lo que ocurre en esas reuniones” (p.230).

De acuerdo a la CN y a los Reglamentos de las Cámaras (RSN y RCDN), existen distintos tipos de sesiones en función de su finalidad y lapso de duración, así como también de sus características y condiciones de desarrollo. Entre las diferentes clases de sesiones encontramos las preparatorias, ordinarias, extraordinarias, de prórroga y especiales; y sesiones sometidas a procedimientos específicos, tales como las que lleva adelante el Senado constituido en Tribunal de Juicio Político -para juzgar (en función de la acusación que correspondientemente debe hacer Diputados) la conducta del Presidente y Vicepresidente de la Nación, del Jefe de Gabinete, de los ministros del PEN y de los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN)-, y las sesiones que las Cámaras efectúan en pos de recibir el informe que mensualmente debe rendir de manera alternada a cada una de ellas el Jefe de Gabinete.

En cuanto al origen normativo de los distintos tipos de sesiones, encontramos dos grandes grupos: las que nacen de la norma fundamental y aquellas que se originan en los Reglamentos de las Cámaras. Entre las primeras encontramos las llamadas sesiones ordinarias, de prórroga y extraordinarias (reguladas por el artículo 63 y contempladas, también, en distintas normas reglamentarias); las del Senado constituido en Tribunal de Juicio Político (conforme lo establecen los artículos 53 y 59) y cuando le corresponde prestar acuerdo para: nombrar a los magistrados de la CSJN y de los demás jueces de los tribunales inferiores (en los términos del artículo 99, inciso 4), nombrar a los embajadores, ministros plenipotenciarios y encargados de negocios (según el artículo 99, inciso 7), y proveer los empleos militares de la Nación (en función del artículo 99, inciso 13); las de ambas Cámaras para recibir el informe del Jefe de Gabinete (en función de lo dispuesto por el artículo 101) y para citar a los ministros del PEN (a partir de lo dispuesto por el artículo 71). Entre las segundas se destacan las sesiones preparatorias, especiales y secretas.

Maria Clara Güida
+ posts

Prof. Cs. Comunicación Social (FSOC-UBA). Especialista en telecomunicaciones y políticas públicas de información y comunicación. Docente en Legislación Comparada y en Derecho a la Información (UBA). Asesora de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión en el Senado de la Nación. Además escribe genial y es de River Plate. 

scroll to top