Close

25 de julio, Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente

Patricia Gómes integra el Consejo Asesor del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad. Es parte de la Sociedad de Socorros Mutuos “Unión Caboverdeana”, de Dock Sud, y del Área de Género de la Comisión 8 de noviembre. A propósito del Día Internacional de las Mujeres Afrodescendientes nos cuenta cómo pensaron encontrarse en contexto de Pandemia. 

El 25 de Julio

El 25 de julio de 1992 mujeres negras de 32 países de América Latina y el Caribe se reunieron en República Dominicana para hacer visibles las luchas y resistencia de las mujeres afro, y definir estrategias de incidencia política para enfrentar el racismo desde una perspectiva de género. A partir de ese momento se instituyó el 25 de julio como Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente, también conocido como Día de la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora.

Además, en nuestro país se establecieron dos fechas más para revalorizar la cultura afro en la formación como nación: el 8 de noviembre que estableció por ley el Día Nacional de los afroargentinos, en memoria a la capitana María Remedios del Valle, combatiente afrodescendiente al mando del ejército de Manuel Belgrano y el 17 de abril donde se rinde homenaje a los descendientes de esclavizados durante la colonia y se conmemora el Día del afroargentino del tronco colonial.

Afrodescendiente, mujer y argentina 

Patricia Victoria Gómes es afroargentina, activista  afrofeminista y antiracista, descendiente de migrantes caboverdeanos. Además es abogada por la Universidad de Buenos Aires. “Como todo el mundo, estamos adaptándonos a la nueva realidad. Esta pandemia puso al descubierto las desigualdades estructurales que sufren muchos grupos de nuestra sociedad, y en particular nuestra propia comunidad así que creamos estrategias para intentar subsistir en este contexto”, cuenta cómo se preparan para este 25 de julio, fecha en que se conmemora un nuevo Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente. 

“Para este 25 de julio estamos articulando con el Ministerio de Cultura de la Nación -que tiene la obligación de llevar adelante actividades de visibilización en el marco del establecimiento del 8 de noviembre, Día Nacional de los Afroargentinos y afroargentinas-  la creación de un video conmemorativo de la fecha así que durante la semana pasada estuvimos trabajando convocando a diferentes compañeras y compañeres porque también este año nos invita a replantearnos algunas categorías como el de mujer por ejemplo invitando a participar dentro del video y también para visibilizar la diversidad que existe en nuestra comunidad a afrodescendientes trans o no binaries”, relata entusiasmada. 

Actividades del 25 de Julio y articulación con el Ministerio de la Mujer, Género y Diversidad 

Gomés menciona también que están planificando y articulando una serie de actividades virtuales con la compañera afroargentina y afroguaraní, Gladys Flores que trabaja en el Municipio de Lomas de Zamora. Además, junto al Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, están trabajando en un conversatorio que se llevó a cabo este jueves 23 de julio a las 18 h. a través de las redes sociales de dicha Cartera. 

Con respecto a la articulación en las tareas con el Ministerio que conduce Elizabeth Gómez Alcorta, Patricia sostiene que “es muy importante no solo porque además de ser integrante del Área de Género también soy parte del Consejo Asesor Ad Honorem del Ministerio donde participan diferentes activistas, academiques, personas relacionadas con el tema que tiene un trabajo importante”. 

Gómes recuerda con orgullo y convicción cómo fue que a partir de organizarse por medio de las redes sociales, lograron poder ser parte de ese Consejo, ya que en la primera reunión que tuvieron a principios de junio no habían convocado a ninguna persona afrodescendiente.

“A través de las redes sociales empezamos a denunciar este acto donde sentimos que el Estado nuevamente nos había dejado afuera de un ámbito donde se iban a generar políticas públicas sin estar representada nuestra mirada y experiencias”, recuerda y agrega que “Creemos importante nuestra participación en este ámbito, sin embargo seguimos pidiendo que dentro del ámbito del Ministerio se cree un área que trabaje los asuntos relativos a las mujeres y diversidades afrodescendientes”. 

En su primera participación en el Consejo el pasado jueves 16 de julio, le plantearon a  Gómez Alcorta que no había interseccionalidad posible si el Ministerio no adopta en todas las medidas, acciones y políticas públicas que lleve adelante la perspectiva étnico- racial y antiracista, en donde estén presentes e involucrades “las negras”, “las y les afrodescendientes y afroargentines. Al respecto afirma entusiasmada que “instamos a que en este 25 de julio podamos efectivamente comenzar a visibilizar de una manera seria la realidad de las mujeres y diversidades afro y en este sentido surgió la propuesta de hacer este conversatorio”.

 “Desde el Ministerio se sostiene que se trabaja con la interseccionalidad como una de las guías de las políticas del Ministerio y no había ninguna mujer afrodescendiente así que luego de estas críticas nos convocaron, me convocaron a mi a formar parte de este espacio donde nos consultan para abordar diferentes situaciones pidiendo opiniones y propuestas sobre diferentes temáticas que trabajan” agrega a su relato.  

Por otro lado, y respecto a su labor en la organización no gubernamental de la que forma parte, Área de Género de la Comisión 8 de Noviembre, agrega que “Nosotras como área de Género tenemos como uno de nuestros objetivos articular con el Estado, que es el que tiene que efectivamente ponerse al hombro las actividades y dar respuestas a las demandas de este sector importante de la población que es la comunidad afro.

Lo orígenes afrodescendientes borrados 

“La comunidad afrodescendiente, afroargentina y africana en nuestro país ha sido víctima de un proceso histórico y sistemático de negación e invisibilización que nos llevó a la situación actual de pobreza estructural, de marginación y de violación reiterada de nuestro derechos”. En este orden, Patricia sostiene que nuestra Carta Magna tiene un artículo racista al sostener que “ya desde la adopción de la Constitución Argentina en 1853 se sentaron las bases de un país que tendría como uno de sus principales objetivos poblar los vastos territorios nacionales y se introdujo el artículo 25 que está intacto hasta estos días y que que sería fundamental para sustentar la creencia de que las migraciones europeas y por ende blancas traerían consigo el desarrollo y el progreso”. 

Al respecto Gómes recomienda leer “Los afroargentinos de Buenos Aires de George Reid Andrews,  que hace un análisis de cómo se utilizaron y se manipuló esta herramienta estadística para empezar a invisibilizar el componente identitario argentino africano y negro. “Hubo una invisibilización estadística articulada desde el propio Estado argentino, ya hablando de una república independiente, porque en los censos previos había poblaciones afros que llegaban al 50%,o en provincias como Santiago del Estero y Catamarca tenían por encima de ese porcentaje, o en Salta y Córdoba un 45% y 30% en la Ciudad de Buenos Aires”,  agrega. 

Entre otros de los argumentos que niegan la existencia afro en nuestra cultura, según y que se siguen sosteniendo con la anuencia y complicidad de la escuela a través de los textos escolares, es que los afrodescendientes se murieron en las guerras de la independencia, con las pestes, lo cual es cierto en el caso de muchos varones que iban a la guerra y las mujeres y sus hijxs quedaban en la casa. “Siempre se acotó a los afrodescendientes al 25 de mayo vendiendo empanadas, negando la real participación que tuvimos en la independencia en este país, y una de las mujeres que sintetizan y reflejan esta situación es  María Remedios del Valle – mujer, negra y argentina que luchó como un soldado más en las guerras independentistas, y que fue borrada de la historia oficial”. 

Censo 2020

“Nosotres venimos trabajando, insistiendo y exigiendo desde hace décadas la inclusión de la variable afro en el censo nacional que conseguimos en el año 2010 de forma parcial podemos decir, porque la pregunta que apuntaba al origen étnico de las personas fue incluída en el formulario extenso y que sólo se le aplicó al 10 % de la población, con lo cual los datos arrojados de este muestreo nos indica una realidad muy parcial”, indica.

Asimismo, la abogada afirma que como primer paso para reconocer que los afros son parte importante de la población  y de la identidad argentina tiene que ver con incluirlos en los censos y generar a partir de ahí políticas públicas específicas que permitan remover los obstáculos que tiene la comunidad en el efectivo goce de los derechos humanos, remarcando que “Es necesario la pregunta sobre el auto conocimiento del origen de las personas, del origen afro particularmente y debe ser incluido en todos los formularios y se había llegado a un compromiso por parte del Estado de incluirlo en este Censo del 2020, que quizás en este contexto de Pandemia se posponga para el año que viene”. 

Problemáticas de las Mujeres afrodescendientes en Argentina 

“La principal problemática que vivimos las mujeres y diversidades afrodescendientes es el racismo estructural imperante en nuestra sociedad que heredamos de nuestro pasado colonial y que creó formas específicas de opresión que surgen de la organización social, institucional donde las escuelas, las universidades, las políticas de salud, de vivienda, de empleo, las instituciones del gobierno operan opresivamente conformando una superestructura rígida, pero de formas y modelos cambiantes que perpetúan la desigualdad de determinados grupos étnicos- raciales”, afirma Gómes, y agrega que “está todo el sistema articulado de tal forma que perpetúan la desigualdad, en este caso de nuestra comunidad y que está caracterizado este sistema principalmente por algo de lo que no se suele hablar que es la supremacía blanca, es el trato diferencial, privilegio, el acceso al poder y a las oportunidades para la gente blanca, a costa de la histórica explotación y opresión de las personas racializadas”.

Con respecto a los grandes medios de Comunicación la activista plantea que “estos son los que refuerzan estos estereotipos que abonan a estas actitudes racistas al mostrarnos a las afrodescendientes y a las diversidades afrodescendientes siempre en situaciones subalternas, grotescas, infantilizantes, animalizados” y manifiesta que “basta hacer un análisis y siempre hacen personajes utilizando la técnica racista del ´blackface´ y siempre en tono de burla. En este sentido “ser portadoras de un rostro oscuro como decimos, implica para nosotras serias consecuencias en nuestra vida cotidiana que se traducen efectivamente en dificultades para acceder a un trabajo formal o calificado, culminar estudios, circular la calle sin ser acosadas sexualmente o vernos ridiculizadas” sostiene. 

Deudas pendientes

“Queda aún todo por hacer, todo es una deuda pendiente porque tenemos que entender que en Argentina la invisibilización del componente afro y negro argentino fue construido de forma meticulosa y articulada para sostener la construcción de una Argentina fenotípicamente blanca y culturalmente europea en detrimento de todas las identidades que no encajaban con este ideal” expresa Patricia y pone mucho énfasis al afirmar que “Argentina tiene que asumir su pasado, su historia y efectivamente el Estado argentino debe hacerse cargo de nuestra existencia y generar políticas públicas focalizadas en nuestro colectivo”. 

Por otro lado, manifiesta la necesidad de realizar un fuerte trabajo de sensibilización a través de los medios de comunicación y del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, que tiene que combatir el racismo, los estereotipos y la discriminación, que es otra de las grandes derivaciones del racismo estructural.  

RESISTENCIA Y ORGANIZACIÓN 

“A mi y a mis compañeres se nos pregunta constantemente de dónde somos, de dónde venimos, sin sómos colombianas, venezolanas porque existe y persiste esta idea de que en Argentina no hay negres y por ende esto nos lleva a negar que existe el racismo cuando lo negro está presente en infinidad de expresiones culturales, desde el lenguaje como palabras que tienen origen africano como ´quilombo´, que el uso en lunfardo que se hace en nuestro país es racista, ´milonga´, ´marote´, ´mina´, ´mondongo´ así como también lo vemos en la comida, literatura, géneros musicales que hoy forman parte de nuestra cultura” afirma. 

Con un orgullo que se deja sentir Patricia expresa que “A pesar de este silenciamiento y olvido casi mágico y los esfuerzos para aniquilar las raíces afro en nuestro país hemos sabido resistir a lo largo del tiempo a la opresión, a la desigualdad  y al racismo con una fuerte organización y conciencia organizativa, militancia organizada que nos ha permitido lograr importantes avances en el reconocimiento a nuestros derechos”. 

Estamos transitando el decenio internacional para lxs Afrodescendientes instaurado por las Naciones Unidas para el periodo 2015- 2024 , al cual Argentina adhirió en el 2017 pero del que aún está muy lejos de cumplir con los compromisos asumidos. Lo cierto es que este año, va a ser un festejo diferente, no por eso el reclamo por las desigualdades que llevan más de 5 siglos va a ser menor. Este 25 de julio estarán las y les afrodescendiente luchando por una sociedad más justa, donde haya una visibilización no solo de la existencia de la cultura afro en los orígenes de la Argentina, sino en las problemáticas concretas que aún hoy subsisten y por las que reclaman. Porque aunque muchos lo sigan negando, Argentina tiene en sus orígenes y en su sangre raíces afro y es necesario seguir insistiendo en recuperar esa historia negada y borrada en la construcción de nuestra Nación. Siempre con el compromiso del Estado y con el de la sociedad claro está.

Georgina Vitetti
+ posts

Especialista en telecomunicaciones y políticas públicas de información y comunicación. Con más de 10 años de trabajo en el Senado de la Nación. Actualmente se desempeña como asesora legislativas en la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión de dicha Cámara. Es Lic. en Comunicación Social (UNLP), con una especialización en Comunicación y Medio Ambiente.

scroll to top